Cómo se financia la ONG?

SUNRISE financia su labor mediante apadrinamientos y donaciones, además de organizar diferentes eventos, como la venta de Lotería en Navidad y la Gala Benefica de Bilbao, que se celebra anualmente desde 2010. Los costes derivados de los programas de acogida de verano son financiados por las propias familias de acogida.

En lo que respecta a la financiación, para Sunrise es absolutamente esencial ofrecer a toda persona que nos ayude o que de cualquier otra forma se interese por esta ONG, la más absoluta transparencia sobre su estado de cuentas. Al tratarse de una ONG con un objetivo tan claramente definido (garantizar un futuro digno a 32 niños concretos), conocemos hasta el último céntimo que necesitamos para cubrir las necesidades de estos niños y sabemos como se ha utilizado cada céntimo que nos es donado. Con todo ello, nos resulta muy fácil ofrecer una total transparencia y claridad en las cuentas de la ONG.

De forma genérica, la estructura de costes e ingresos de Sunrise es la siguiente:

Gastos mensuales:

  • Colegio y formación profesional
  • Seguro de enfermedad
  • Transporte, uniformes, libros, ropa
  • Ayudas a las familia
  • Gastos de trabajadores locales

Ingresos actuales:


Un desglose más detallado de cada uno de los costes y gastos mensuales y los ingresos que se destinan a su cobertura está a disposición de quien lo solicite a la organización.

Lógicamente, los siete voluntarios que desde Madrid, Bilbao y Tarragona nos ocupamos de gestionar la ONG Sunrise Africa lo hacemos de forma absolutamente gratuita. Somos, además, todos nosotros a su vez donantes de la ONG, cada uno según sus posibilidades, y de forma regular solemos suplir, en un esfuerzo conjunto, la escasez financiera que puede amenazar la subsistencia de Sunrise.

En este sentido, la actual época de crisis ha llevado a que algunos de nuestros habituales padrinos se hayan visto forzado a poner fin a sus aportaciones regulares, lo que nos ha afectado seriamente y supone un riesgo para nuestra continuidad. Por ello, en este momento todo los que trabajamos para Sunrise hemos centrado nuestros esfuerzos en la búsqueda de nuevas fuentes de financiación con las que podamos suplir las aportaciones de los padrinos que no podrán seguir apoyándonos financieramente.

Estamos convencidos de que con esfuerzo sobrepasaremos el momento crítico en el que estamos hoy inmersos y de que esta crisis no nos hará abandonar nuestra meta de ofrecer a 32 niños y adolescentes ghaneses la oportunidad de labrarse una vida adulta digna e independiente.